Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


La historia de la humanidad está plagada de crímenes. Algunos pedestres, mundanos y otros grandilocuentes, sediciosos y parricidas. También hay íconos de la sedición y el puñal sangriento, todos ellos conviven en las ideas contenidas en el segundo disco de Iron Maiden (1981). 

Cuando escuchamos música a veces nos alucinamos con letras y melodías y en ocasiones nos encontramos con canciones o álbumes que tienen un rango de profundidad importante en que no solo la rítmica y la interpretación tienen una cabida, sino que las ideas y la cultura están directamente vinculados con la creación artística final, cuando eso sucede nos sentimos realmente complacidos, es el caso del álbum Killers de Iron Maiden.

Killers marca un punto y aparte en la historia de la banda británica, hasta aquí llegará la estadía de su frontman Paul Di anno y significa también el ingreso de Adrian Smith reemplazando a Dennis Straton en la guitarra. Killers es un compilado de canciones que hablan sobre el crimen, la excitación por la sangre, la locura, la esquizofrenia y la culpa.

Desde su portada, donde el famoso Eddie, la popular mascota de la banda, aparece con un hacha que utilizó para asesinar a una mujer que aún resiste con vida aferrándose de las ropas de la bestia, desde ahí encontramos un canto a las historias de misterio y crimen en el brumoso Londres y Paris del imaginario cultural pero también de los criminales de la historia humana.

La obra se inaugura con el instrumental Ides of March, una melodía ceremoniosa y rimbombante que hace referencia a uno de los más fastuosos magnicidios de la historia, la muerte de Julio César, el dictador romano que pereció en manos de su hijo adoptivo Brutus. El día de su muerte ocurre en la celebración del “idus de Marzo”  fecha que sería tomada por el propio Shakespeare en su obra “Julio César” donde un vidente le advierte de la traición y el crimen al regente con la frase “Cuídate de los idus de marzo”. Una especie de introducción para hablarnos sobre el asesinato como parte del quehacer humano en los más diversos contextos y esferas

Wratchild es el siguiente track, un joven atormentado por la ira interna de haber nacido de una madre abandonada y con un padre ausente que lo lleva a buscar saciar su sed de venganza a través de la violencia. En el contexto socio musical de la Inglaterra de principios de los 80’s, el punk había surgido como una respuesta al odio intrínseco de un país en pleno periodo de crisis económica y el fuerte poder de la Tatcher, no es menos concluyente el hecho que Iron Maiden se llame tal cual como se le apodaba a la primera ministro “La dama de hierro”.

En “Muders in Rue Morge” vuelven los vínculos con la cultura literaria, pues el tema es una directa inspiración del cuento del escritor romántico Edgard Alan Poe con su cuento del mismo nombre. Aunque la historia es algo distinta, la banda nos habla de un hombre que debe huir y esconderse fuera de sus fronteras por ser culpado de un crimen que no cometió. La historia retoma tras sobrepasar la mitad del álbum con la canción “Inocent Excile”, un track en donde el fugitivo devanea sobre su terrible suerte de ser un expatriado sin ser culpable de matar a nadie.

En Another life nos encontramos con una de las formas de crímenes más conmocionantes para la sociedad, la del suicidio. La voz de Paul nos da una mayor sensación de locura mientras el personaje de la canción nos muestra fuertes rasgos de esquizofrenia que se acentúan con algunos momentos de punk insertados como voces cerebrales.

Siguiendo con las reminiscencias históricas y el derramamiento de sangre, Genghis Khan es un instrumental (para algunos unos de los mejores de la banda) dedicado al más sangriento gobernante mongol quien solo el mundo ha conocido entre los siglos XII y XIII.

Mientras más avanza el disco vamos percatandonos que nos encontramos en medio de una historia basada en un hombre esquizofrénico que está poseído por una fiebre de asesinato y que ha recibió consejos de los criminales de la historia para avanzar con una responsabilidad moral de acabar con quienes, según él, no debiesen vivir. Esto queda en evidencia en “Killers” track que le da nombre al disco y que de alguna forma sintetiza y unifica las ideas esparcidas en el álbum, algo así como una catarsis para hacernos ver que el inocente hombre de la “Rue Morge” quizás no lo es tanto.

La historia continua y “Prodigal Son” nos muestra con un ritmo más pausado y amistoso un encuentro redentor, el asesino ahora confeso busca paz y perdón, tal cual el hijo pródigo de la Biblia, este hombre ahora viene arrepentido a buscar el perdón en las manos de una madre, pero no cualquier madre, sino una divinidad griega que devora a sus propios hijos.

Canciones más, canciones menos nos llevan a Drifters, el último track y con el que cerramos el viaje, aquí el hombre espera el encuentro con la mujer asesinada, espera el baile después del final, la danza de la muerte y el encuentro en el purgatorio para terminar el romance truncado por los propios amantes tras el final puesto a mano de hombre.

Killers es la lectura del homicidio universal condensado en la experiencia de un hombre cualquiera que finalmente es un desequilibrado que busca la sentencia de justicia bajo su propia mano. Un disco esencial en cualquier discografía, este nos da un baño de cultura con sus citas y motivos históricos, los que en el futuro serán comunes y naturales en la discografía de la doncella.

Francisco Marambio.

Radio Ritoque FM

 

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales