Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


No pasan dos segundos y no hay duda posible: es una canción de Virus. Su música, detenida en el tiempo, se proyecta en nuevas lecturas, en perpetua actualidad. Son sonidos del pasado, pero también ecos del futuro, o lo que es igual: Federico Moura canta cada día mejor.

A los diez segundos ya sabemos que es de noche. Queremos tener un whisky a mano para llevar el ritmo con los hielos, para que algo de la niebla que se anuncia se proyecte en el vaso, para dilatar el pecho y afinar la mirada. En el primer sorbo hay gitanos, dioses propios y espejismos. Aparece un remolino que lo mezcla todo y delata una ausencia. Ese es el remolino al que le canta Soda Stereo en Dynamo, pocos años después. Alcanzas a rellenar el vaso pero caminas como flotando. Las imágenes paganas solo se desnudan en sueños. Una sensación propia de las canciones de Virus. Esto no está pasando. Esto es un simulacro. Esto es sin disfraz. Otra luna de miel que se vierte en la mano.

En el minuto y medio te ves en un espejo. Puede ser un vidrio a contraluz, porque los espejos rotos son de Calamaro, que tiene una versión ferozmente solitaria de esta canción, con armónica, guitarra y los pulmones convertidos en otros dos corazones. La canción sugiere tránsito, carreteras secundarias, quizás un tren en velocidad crucero y la lejanía cada vez mayor con una pérdida sentimental que atormenta. El deseo es esporádico, recurrente, incompleto. Ingredientes de una densa realidad. Te fijas en Federico. Seguro tiene fiebre. No pestañea. Sientes un silencio de boca abierta. Es la angustia que acierta en el mentón.

En los dos minutos y medio el conteo te lo están dando a ti, boxeador jadeante tendido en la lona. En el número siete, con la mirada extraviada, te pones de pie. Fue nada más que la pausa que antecede un nuevo remolino. El dolor sigue, pero ahora lo disfrutas. Otra vez, un remolino mezcla los besos y la ausencia. Con Virus, todo es circular.

Al igual que No woman no cry, esta canción no tiene una versión en estudio relevante. Elegida como la mejor composición del Rock Nacional del Rock Argentino de 1986, fue dada a conocer en un disco en vivo de grandes éxitos. Competía con un puñado de canciones que harían palidecer a cualquier cantautor con embajada en tiendas de diseño: ji ji ji de Los Redondos, Los viejos vinagres de Sumo y Persiana americana de Soda Stereo entre ellas. La vinculación de Virus con Soda Stereo es larga e intensa. Federico Moura produjo el primer disco de ellos, que invitaron a tocar a Virus esta misma canción cuando Federico ya no estaba. Eso ocurrió un día como hoy, pero hace 21 años. Moura murió el 21 de diciembre de 1988. Meses antes murió Luca Prodan, meses después murió Miguel Abuelo. “¿Saben qué es Vida? La mezcla de Virus y Soda”, dijo Cerati ese día cuando subió al escenario. Ese registro cobró otro sentido ahora que Gustavo tampoco está. Una nueva vida.

 

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales