Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


“Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro”,  reza un mural ubicado en la galería norte del Estadio Nacional. Una frase que es utilizada para recordar directamente a las víctimas de la dictadura cívico militar que detentó el poder por 17 años en Chile, pero que de forma más general nos indica lo importante que es valorar nuestro pasado para poder construir nuestro futuro.

Los wanderinos, como pueblo, también tenemos nuestra historia, y pese a que estamos orgullosos de todo lo que hemos vivido, sin duda hay momentos y personajes que se han ganado un sitial especial debido a sus logros deportivos. Wanderers en sus casi 125 años ha logrado campeonar en cinco oportunidades, siendo tres de estas bajo el alero de la Asociación Central de Fútbol, ahora conocida como Asociación Nacional de Fútbol Profesional. Un palmarés no tan amplio como para no poder recordar a quienes nos llevaron a lo más alto.

El wanderino es agradecido, porque sabe lo que cuesta obtener logros, y es por ello que siempre ha sido muy respetuoso y reconocedor de aquellos que le entregaron algo al club. Muchos jugadores que ni siquiera fueron campeones han comprobado el cariño que reciben por haber sido parte de la historia del equipo, algo que se hace aún más latente a la hora de hablar de los campeones. Nadie puede dudar del afecto y reconocimiento que se le tiene y manifiesta a los jugadores y cuerpos técnicos que fueron parte de los planteles de 1958, 1968 y 2001, quienes en cada actividad en la que participan junto a la comunidad wanderina son ovacionados, aún por quienes no vieron sus proezas en cancha.

Pero lamentablemente, Wanderers ya no está en manos de wanderinos, y ese respeto y reconocimiento no ha sido el mismo por parte de quienes administran el club, y dentro de ese contexto hemos visto como emblemas de la institución han sido maltratados y humillados por representantes de la sociedad anónima que hace casi diez años se hizo cargo de Wanderers.

Cualquiera podría quedarse con la fácil impresión, por ejemplo, del homenaje que hace pocos días le brindaron a los integrantes del equipo de Los Panzers, campeón de 1968, a quienes les otorgaron la categoría de abonados honoríficos (lo anunciaron como socios, aunque en realidad, y más allá de lo merecido que lo tienen, es la Corporación la única que puede dictaminar quién es socio); pero por otro lado tenemos el caso del único técnico campeón con Wanderers que aún está con vida, Jorge Garcés y que ha sido sometido a una serie de humillaciones y maltratos en los casi diez años de administración de la S.A.

El año 2010, Wanderers peleaba el descenso de la mano de Humberto Zuccarelli, y cuando la situación no daba para más, y la presión del hincha lo pedía, volvía a la banca verde, Jorge Garcés, técnico campeón del año 2001. El querido “Peineta”, no sólo salvo al Decano de volver a primera B, desde donde había salido recién un año antes, sino además estuvo a un paso de meterlo en la liguilla por Copa Libertadores. Con este panorama todos pensaban en un auspicioso año 2011, con el DT de los cuidados trajes a la cabeza. Pero lamentablemente para las pretensiones de los caturros, dos empleados de paso por la institución, el gerente general, Ignacio Eguiguren y el gerente del  fútbol joven, Juan Gutierrez, no cesaron en sus manipulaciones hasta verlo fuera del club, cortando de esa forma el sueño de los wanderinos de ver a Garcés continuar aquel proceso del año 2001 que fue truncado por el ex presidente Luis Sánchez, y de paso también la ilusión del técnico, que quería emular la hazaña de José ‘Gallego’Pérez, intentando ser campeón dos veces con el Decano, y también con diez años de diferencia entre uno y otro título.

El tiempo le daría la razón a Garcés: Su reemplazante, el argentino Juan Manuel LLop sería despedido a los meses de ser contratado, luego de una pésima campaña, que terminaría con Wanderers salvándose providencialmente del descenso en una infartante liguilla de promoción ante Naval.  Juan Gutiérrez ni siquiera terminaría ese año en el club, ya que a los meses de ser parte de la salida del DT, se iría a Universidad de Chile, mientras que Ignacio Eguiguren, dos años más tarde también sería despedido como gerente debido a su pésima gestión.

Han pasado ya casi siete años de aquella humillante situación y aun así Jorge  Garcés no sólo ha estado presente en un sinfín de eventos relacionados con el club y su historia, sino además está constantemente presente en la tribuna del estadio Elías Figueroa.  Es sabido que su nombre siempre aparece en la memoria de los hinchas, sobre todo en momentos de crisis y falta de identidad como la que estamos viviendo ahora, y  en ese contexto fue consultado por los periodistas sobre si se sentiría capacitado o motivado a enfrentar un hipotético desafío de regresar a Wanderers. Fiel a su estilo, “Peineta” manifestó que  “no sería la primera vez que me toca hacer frente a un ‘fierro caliente’ como este. Mi corazón es verde y siempre voy a estar”.

Bastó esto, para que otro funcionario de turno, Miguel Bejide, de la misma estirpe de los nefastos Eguiguren y Gutiérrez, y que también comparte con ellos el desprecio que se ha ganado de parte del pueblo wanderino, por sus acciones y declaraciones, saliera a denostarlo por la prensa, señalando que le daba risa Garcés y que era un fantasioso.

Claramente alguien que tiene la vicepresidencia de un club que está a cuatro puntos del descenso no debería tener mucho por lo que reírse, y menos de alguien que a diferencia suya, y de los que están a sus espaldas, le dio mucho más a Wanderers que ellos, y en bastante menos tiempo.

Jorge Garcés no tiene nada que demostrarle al pueblo wanderino, pues ha  confirmado, con hechos,  su ligazón sentimental con el club y su profesionalismo, en cada una de las etapas en las que la ha tocado estar al mando del equipo, y es por eso mismo que su nombre está escrito con letras doradas en la historia de Santiago Wanderers, al revés de todo lo que representa Miguel Bejide y todos quienes lo acompañan, que sin duda encarnan a algunos de los personajes más siniestros dentro de los capítulos más oscuros de la centenaria vida de este club.

Raúl Pérez Salas

Periodista

Contertulio de Wanderers – Show de Goles

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales