Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


 

Por A.O.Scott de www.nytimes.com

"Una Mujer Fantástica" es a la vez una historia directa de autoafirmación y desafío y un estudio complejo de los matices de la identidad. Las complicaciones se extienden al título. Marina (Sra. Vega), una mesera y alguna vez cantante de cabaret que vive en Santiago de Chile, parece cumplir al principio las fantasías románticas de su amante, Orlando (Francisco Reyes). Más tarde, sus rutinas diarias -y la adhesión del Sr. Lelio a las convenciones del realismo- se verán interrumpidas por momentos de fantasía y surrealismo. En el transcurso de una serie de situaciones que comienzan con la muerte de Orlando, muchas de las personas que se encuentra cerca de Marina se preguntan si realmente es ella una mujer.

Así como la heroína de la película anterior de Lelio, "Gloria" (2013), Marina insiste en su propia dignidad, sus derechos básicos al respeto, la seguridad y la búsqueda del placer, frente a la condescendencia, la indiferencia y el desprecio, pero sus situaciones no son idénticas: Gloria es una madre divorciada de mediana edad, clase media alta; Marina es joven, transexual y de origen modesto. Pero ambas se rebelan contra una sociedad obstinadamente patriarcal que los empuja a los márgenes y espera que estén contentas permaneciendo en una segunda categoría  y en cierto grado de invisibilidad.

Casi tan pronto como Marina llega al hospital con Orlando, que ha sufrido un aneurisma en mitad de la noche, es tratada más como un problema que como una persona. Los médicos y los agentes de seguridad usan su nombre masculino para referirse a ella, y le acosan con preguntas curiosas y sospechosas. Visitada en el trabajo por una detective (Amparo Noguera) confunde la debida diligencia deslizándola hacia el acoso y la humillación

La primera esposa de Orlando (Aline Kuppenheim) y su hijo adulto (Nicolás Saavedra) al principio consideraron a Marina con fria tolerancia, todavía están claramente desconcertados y horrorizados con que Orlando haya estado involucrado con ella y la película simpatiza con su angustia y confusión sin excusar su hostilidad. Marina también intenta darles espacio para lamentarse, pero la distracción que demandan se convierte en otra cosa: la negación de su amor por Orlando y su derecho a llorarlo. Ella fue excluida de su funeral y amenazada con el desalojo del departamento que compartían. Las cosas se ponen feas, Marina está cada vez más desprotegida y sola.

Sería absurdo minimizar la visión política e importancia de "Una mujer fantástica", o universalizar su representación específica y observada con precisión de la injusticia. Marina es, hasta cierto punto, una mujer representativa, cuyas experiencias revelan un profundo prejuicio que no se limita a la realidad Chile. Pero el Sr. Lelio y la Sra. Vega están menos comprometidos con su estatus simbólico que con su presencia viva. Ella tiene un carisma que desafía la compasión y una sensación de aplomo que puede ser tan intimidante como desgarradora.

Psicológicamente astuta y socialmente consciente como es la película, también está impregnada de misterio y melodrama, con colores brillantes y sombras emocionales. Las notas de gracia almodóvarianas y buñuelianas adornan su melodía práctica, y su modestia en la superficie camufla un espíritu ingobernable y extravagante. Puede que no note hasta el final que ha estado mirando el retrato de un artista en plena auto creación.

 

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales