Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


 

Cuando Monika Dannemann murió de envenenamiento con monóxido de carbono dos días después de perder un juicio, la mayoría de los informes de prensa concluyeron que su muerte puso fin a una pelea de fieras que duro 26 años, una pelea sobre Jimmy Hendrix entre dos de sus ex novias.

Dannemann, de 50 años, fue encontrada muerta en su Mercedes Benz lleno de humo después de ser declarada culpable de desacato al tribunal por repetir calumnias contra la esposa de un médico de Surrey, Kathy Etchingham, de 49 años. Ambas mujeres fueron novias de la fallecida estrella del rock Jimi Hendrix a finales de la década de los sesenta.

Pero la historia de Dannemann y Etchingham es más que una vida de arañazos en los ojos, es la historia de la creación de un mito del rock and roll y de la mujer que construyó su vida sobre ella sintiéndose obligada a retirarse cuando el elaborado y artificial edificio comenzó a derrumbarse a su alrededor.

En el libro “El mundo interior de Jimi Hendrix”, publicado en 1995, y escrito por la ultima mujer que lo vio vivo, Dannemann escribe que conoció a Hendrix en 1969 en un bar de Dusseldorf. Hendrix estaba en el apogeo de su fama. Para Dannemann, no solo era el guitarrista más talentoso del mundo. Ella lo consideró un profeta desde el principio. Ella afirma que pronto dejó Alemania y su trabajo como maestra de patinaje sobre hielo para seguir a Jimi a Londres. Ella siempre ha afirmado, a pesar de pruebas que dicen lo contrario, que siguió una relación y un compromiso de 18 meses. Lo que nadie puede negar es que ella estuvo con él la noche en que se ahogó con su propio vómito.

El hecho de su cercanía con el ídolo al final de sus dias otorgó a Dannemann un estado cuasirreligioso instantáneo. Para otros, ella siempre fue el foco de sospechas sobre las circunstancias de la muerte de Hendrix. Algunos dijeron que se demoró en llamar a una ambulancia; algunos incluso aseguraron que ella lo envenenó.

Después de la muerte de Jimi, Dannemann hizo una carrera como prometida de Hendrix. Interminables entrevistas en periódicos, documentales y libros seguidos con conversaciones en revista Hola! en su casa en Seaford, Sussex (un verdadero santuario para Hendrix pues fue donde murió), y con la familia de Hendrix en Seattle, así como apariciones especiales en charlas y foros sobre Hendrix.

Pero en el homenaje de porvida de Dannemann a Hendrix, Etchingham, la antigua novia del guitarrista siempre fue la aguafiestas. Hendrix había vivido con Etchingham a fines de los años sesenta. Su relación duró casi tres años. Él todavía estaba involucrado con ella cuando Dannemann afirma que su relación amorosa comenzó. La mera existencia de Etchingham era bastante irritante. Su punto de vista sobre Hendrix era bien diferente, los problemas con la bebida y el hombre que abusaba de las drogas en lugar del semidiós sereno, espiritual y libre de drogas que ella propendia sin duda irritó aún más a Dannemann.

En la corte, el contraste entre las mujeres era absoluto: Dannemann con su peinado a lo Marianne Faithful, una grotesca chica hippie jubilada versus Etchingham con una estilizada boina de los años noventa y traje ejecutivo. Mientras la vida de Dannemann parecío congelarse el día que murió Hendrix, Cathy, madre de dos hijos, tuvo la sensatez de dejar ir a los años sesenta.

Uli John Roth, que vivió con Dannemann durante 17 años, está furioso por cómo los periódicos describieron a Dannemann.

"Estoy hablando por Monika porque nunca fue muy buena para hablar por sí misma", dice. Dannemann no se quedo pegada, insiste. Es cierto, todavía pintaba a Hendrix, pero también pintó otras cosas.

Roth, excelente guitarrista reconocido por la escena del rock por su paso por Scorpions y gran admirador de Hendrix, dice que solo se mudó de casa de Dannemann en Seaford porque necesitaba más espacio para su estudio de grabación, pero en una entrevista poco antes de las declaraciones del músico aleman, Dannemann dijo que su relación no había funcionado y que sabía que "mi corazón estaría para siempre con Jimi".

Roth insiste en que amaba a Dannemann por sí misma, pero él admite que también la valoraba por su conexión con Jimi. Roth era un devoto de Hendrix de su adolescencia.

Para Roth, el mensaje de Jimi fluyó a través de Dannemann. "Hubo algo del espíritu de Jimi en ella. Ella estuvo involucrada con él durante los últimos 18 meses cuando sufrió muchos cambios emocionales y espirituales. Le contó sobre su música y su mensaje. No había nadie a quien le dijera tanto como le dijo a Dannemann. Y eso hizo que algunas personas se pusieran muy celosas. Él no era el guitarrista psicodélico que aparecía en la burbuja. Era el artista más importante y revolucionario del siglo XX ".

En su lujosa casa en el campo de Surrey, Kathy Etchingham, responde a su puerta acompañada de un enorme perro. Ella asoma como si buscara problemas. Alguien ha telefoneado esa mañana acusándola de haber asesinado a Dannemann.

Su gran cocina hogareña parece estar a un mundo de distancia de Jimi Hendrix y mucho mas lejos aun de los psicodélicos años sesenta. No hay retratos de Jimi. Ese dia, ella estaba tratando de ayudar a su hijo de 18 años de viaje en Japón, donde se ha quedado sin dinero y está esperando que su esposo, Nick, llegue a casa del trabajo.

Etchingham habló poco desde el suicidio por respeto a la familia de Dannemann. Pero ella dice que no se culpa a sí misma. No podía permitir que Dannemann siguiera repitiendo de que era una mentirosa y que le había robado a Jimi. La escena de Hendrix, dice ella, tiene su parte de locos. Las acusaciones de Dannemann ponían su vida en peligro.

Etchingham sigue siendo notablemente femenina. Ella era una peluquera de 23 años cuando salió con Jimi, era otra persona en otro tiempo, y rara vez piensa en Jimi en estos días, afirma. Lo que sí Se preocupó lo suficiente como para pasar tres años a principios de los años noventa investigando las circunstancias que rodearon la muerte de Jimi Hendrix. Criticó el relato de Dannemann sobre la muerte de Jimi por sus "inconsistencias". Y su expediente de 34 páginas dio como resultado que Scotland Yard volviera a abrir el caso, aunque luego fue descartado.

Ella afirma que solo se involucró en todo el negocio de Hendrix a principios de los años noventa. "No me gusta que la historia se modifique", explica. "Y no está bien que alguien cambie el carácter y la esencia de una persona. Jimi era un tipo muy agradable, pero no era un profeta. Al final era un hombre que había perdido el rumbo. Si miras las imágenes de el en sus últimos conciertos, puedes ver lo que hacen el LSD y la cocaína ".

Crucialmente, ella cree que Dannemann nunca fue la novia de Jimi y sospecha que su relacion duró solo unos pocos días. "Es por eso que ella solo podía hablar sobre la noche en que murió", dice. Señala la ausencia de fotografías de ellos juntos - Roth dice que Dannemann era tímida ante la cámara - y las negaciones de una relación por parte de otros miembros de su banda. Además, cree que la imagen de Hendrix como un gurú espiritual es pura tontería: una remodelación de su antiguo novio en la muerte a imagen y semejanza de Dannemann. "Un mensaje más probable de Jimi sería 'Pasa la botella'", sonríe.

Ella cree que el caso judicial fue el golpe final al engaño de toda la vida de Dannemann. "El caso judicial estableció de una vez por todas que ella no era la novia de Jimi", dice. "Todo estaba empezando a salir a la luz con ella".

En febrero, una revista de música estadounidense arrojó dudas sobre la versión de los hechos de Dannemann la noche en que murió Hendrix y sobre sus afirmaciones de una relación con él. Un reciente documental de una hora en Radio 4 fue muy escéptico y se espera que una nueva película agregue más dudas.

Para Steve Rodham, editor de Jimpress, un fanzine de Hendrix, la vida de Dannemann fue una vida perdida.

"Creo que realmente creía que era la novia de Jimi, aunque no había pruebas reales". Él dice. "Jimi era solo un guitarrista. Si estuviera vivo, se hubiera reído de todo esto. Le gustaban las mujeres, pero la música siempre era lo primero".

Setenta personas asistieron al funeral de Dannemann. Muchos eran fanáticos de Hendrix. En su estudio a la luz de las velas en el campo de Kent, Roth muestra algunas ilustraciones en su computadora. Es por las tarjetas que envió después de la muerte de Dannemann, ilustradas con unas líneas de la "Historia de la vida", la canción que compuso Hendrix la noche de su muerte y una fotografía de Dannemann flotando sobre el planeta.

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales