Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


 

En 1987 Guns N’ Roses editaba su primer disco “Apetite for Destruction”, (del cual puedes revisar su reseña en nuestro sitio), el que sin duda revolucionó el mundo del rock y como todos sabemos, desde ahí en adelante les hizo sumar hordas de acalorados fans que en nuestro país instalaron un reducto de incondicionalidad. Pero como todos sabemos, cuando una banda logra un gran amor entre sus adeptos, también genera agresivos anticuerpos entre otros que sienten desdén por el artista, las causas pueden ser muchas pero en el caso de los Guns, su vocalista Axl Rose hizo todo lo que pudo para lograr el odio de todos con conductas que ofendían a pueblos enteros y de paso daban comida a la farándula del rock que vieron en su figura la del rockstar excesivo que podía alimentar sus bolsillos con noticias exageradas e incluso falaces, aunque muchas tristemente ciertas.

Entre los detractores de la banda californiana se encontraban varios artistas que miraban esta actitud antes mencionada como una caricatura del rock. Uno de ellos era el rockstar local Álvaro Henríquez, que en 1993 lanzaba junto con su banda “Los Tres” su segundo LP titulado “Se Remata el Siglo”, un álbum con más elementos de rock y fuertemente influenciado por la explosión del grunge en todo el mundo en esos mismos años. Guns N’ Roses habían visitado el país solo un año antes en un concierto masivo, recordado y trágico para del tour del “Use Your Ilusion” y el país tenía en sus oídos en todas las radios melodías como “You Could Be Mine”, “November Rain” o “Don´t Cry” entre otras y la banda penquista suma en su nueva placa un tema que desata la polémica.

El tema que abre el disco de la banda nacional genera una fuerte polémica entre sus crecientes fans pues sus riffs se acercan demasiado a los de una canción del primer disco de Guns. “No sabes que desperdicio tengo en el alma” fue además el primer single del disco y en rigor está inspirada en elementos del rock progresivo y hard rock tales como “Gypsy” de “Uriah Heep”, track incluido como cara A de un single en 1970 y que con su peso y machacoso ritmo se emparenta a la melodía del tema de los Tres. Sin embargo la canción si poseía un profundo parecido al hit de los Pistoleros “Paradise City”, que en la cabeza de todos se encontraba muy fresca en la memoria.

Los fanáticos de la banda de Concepción no entendieron la relación que podría tener Henríquez y compañía con una banda tan “farandulera” como la de Slash y comenzaron a hacer sus propias conjeturas, las que iban desde el plagio hasta la búsqueda del éxito a través de la imitación de estilos. Álvaro Henríquez planteo en algunos medios su molestia con la comparación haciendo referencia directa a su desagrado por la banda a la cual se les asemejaba y que nunca quisieron generar esa relación, es mas dijo en una entrevista sobre el hecho que “fue una coincidencia horrorosa”.

“No sabes que desperdicio…” se transformó en una pieza importante para la carrera de la agrupación de la octava región y muy a pesar de Álvaro en una de las más icónicas de la primera época de los Tres.

A continuación te dejamos las dos canciones de la polémica e incluiremos Gypsy de los Heep.

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales