Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


 

La falta de educación en Chile tiene un rostro humano y circunstancias parecidas: pobreza, maltrato, abandono y abusos. La cifra de adultos sin cuarto medio hoy en día supera los cinco millones, personas que vieron su infancia truncada. Estos son algunos casos que después de toda una vida, se encontraron con una nueva oportunidad.

 

Según una investigación de la Fundación Don Bosco, son más de cinco millones de chilenos mayores de edad los que aún no han concluido sus estudios de enseñanza media.

Esta cifra fue entregada en julio del 2018 en las oficinas de la fundación, lugar en que se contó con la presencia del ministro de Educación Gerardo Varela y el de Desarrollo Social, Alfredo Moreno.

El programa Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) impartido por el gobierno de Chile ofrece la posibilidad de regular y/o llevar a cabo los estudios a las personas que, por motivos de salud, trabajo u otro, no hayan finalizado su enseñanza media. Es decir, lo que hace el Ministerio de Educación (MINEDUC), es poner a disposición sedes sociales en distintas localidades para que funcionen como establecimientos educacionales.

Este reportaje se centra en la comuna de Quilpué, parte de la región de Valparaíso. En particular, las sedes en Villa Olímpica y Pompeya Norte, cada cual cuenta con las diferentes modalidades de nivelación, que varían dependiendo el caso de cada estudiante. Hay quienes en su adolescencia llegaron hasta segundo medio, otros hasta tercero, incluso hay quienes llegaron solo hasta tercero básico, como lo hizo Miguel Contreras de 32 años, quien el 2018 se encontraba en una excepcional nivelación de enseñanza básica para luego seguir avanzando hasta, quizás, un día terminar cuarto medio.

logo

Contreras creció en medio de la desgracia misma, de un lugar a otro iba encontrándose con malos tratos, hambre, pobreza y desilusión. Sin embargo, nada fue suficiente para quitarle su espíritu de superación y humildad, siempre pudo encontrar la forma de seguir buscando su camino.

Luego de que su padre, “el Rocky” asesinara a su madre cuando Contreras era tan solo un bebé, pasó los años siguientes por distintos orfanatos hasta llegar a la casa de uno de sus tíos que vivía en Pirque. allí entró en una escuela rural hasta que un día de camino a la escuela, se marchó.

–Una vez mi tío me pegó con un palo que tenía un clavo, por suerte solo me rozó el estómago. –Contó riéndose, como si estuviese contando un mal chiste. –Simplemente me fui. –Dijo. Estaba cursando tercero básico, y en ese momento, su historia recién estaba comenzando.

palo con clavos

El año pasado, Contreras asistía a la Sede Social de Pompeyo Norte en Quilpué, que no cuenta con las comodidades e instalaciones que se podrían esperar de un colegio o escuela, nada de eso, el lugar no es más que un salón con mesas separadas por nada más que un par de metros, y cada una de estas alojan un curso de nivelación. Sin embargo, para algunos y algunas, esta pequeña sala representa una nueva oportunidad en la vida.

...

—Creo que, si pudiera retroceder el tiempo y ponerme a estudiar y haber hecho las cosas bien, habría estado ya con mi carrera y todo —dijo Susana Soto, una joven oriunda de Quilpué que a sus 29 años cursó primero y segundo medio en la sede social de Quilpué, Pompeya Norte.

Susana tuvo que retirarse a los 17 años del colegio A-39 de Quilpué cuando quedó embarazada de Gabriel, su primer hijo. A pesar de ser casi mayor de edad, solo alcanzó a llegar hasta segundo medio porque su conducta mientras era escolar nunca fue la mejor. —Me portaba súper mal, me quedé repitiendo muchas veces, era muy rebelde- Cuenta y lanza una leve carcajada.

181831 14 02 2013 11 27 14 705976354

A pesar de su corta edad, tuvo que dedicarse a trabajar para poder mantener a su joven familia, que fue creciendo año a año. Fabián, su segundo hijo nació solo dos años después que Gabriel, después Agustín y más adelante Emilia, la única mujer. Esta situación hizo que Susana fuera dejando cada vez más de lado la posibilidad de retomar sus estudios. Y por si fuera poco, la vida de esta joven madre se puso cada vez más cuesta arriba debido a los abusos y malos tratos que sufrió por manos de su expareja, quien llegaba a gritarle y tirarle piedras a la misma sede mientras intentaba estudiar, durante las tardes después de trabajar.

...

Elías Espinoza López es el profesor de historia y geografía que tuvieron durante el 2018 los personajes de esta historia.

Durante la dictadura en los 80, Espinoza comenzaba a desarrollar una gran vocación social impulsada no solo por el deseo de volver a un sistema democrático, sino que además por ver cómo moría el sistema educativo del país. -El resultado se ve ahora mismo con la municipalización de la educación. Es imposible que una municipalidad pobre le de una buena calidad de educación a los habitantes que están cerca de ella. Las brechas de desarrollo intelectual iban a ser enormes y eso es justamente lo que se visualiza ahora- Explica el docente.

fotonoticia 20180911110537 420

Volviendo a los estudiantes, la señora Marina Castillo regresó a estudiar después de treinta años con la intención de cursar primero y segundo medio. Sin embargo, no pudo encontrar documentación que acredite haber cursado octavo básico, pues la escuela rural a la que alguna vez asistió ya no existe.

A sus 51 años, Castillo se encontraba cursando séptimo y octavo básico decidida a sacar su cuarto medio. Ella soñaba con entrar alguna vez al mundo de la educación superior relacionado con la salud dada la cantidad de información que había adquirido con los tratamientos de su hijo René. -Me demoré en empezar a terminar el colegio, pero nunca es tarde, así que aquí estoy -Dijo emocionada y con orgullo.

El señor Rubén Pérez, pensó en su futuro y en las limitaciones que podría tener al envejecer. Por eso Pérez a sus 44 años entró en el programa de educación para jóvenes y adultos, planeaba obtener una certificación como técnico en construcción para obtener más conocimientos teóricos sobre el rubro en que se desenvolvía. -Desde los 16 años que trabajo en esto, y si tienes la práctica y la teoría, tienes más control sobre lo que te pasa. Yo necesito ese complemento teórico y técnico- Aclaró con calma.

4944898891 4f9d7ecb41 b

Cuando Leonardo Alvarado se fue a vivir a Quilpué y se alejó de los “Block Rojos” de Gómez Carreño, decidió alejarse también de lo que sabía le haría daño y optó por terminar lo que alguna vez empezó, lo que alguna vez en la infancia le trajo ambiciones de ir a por una profesión, por un título universitario y dedicarse a hacer algo para lo que estudió. Eso quería hacer, lo deseaba cumplir. Alvarado no estaba seguro de qué carrera seguir, pero alguna sería. Posiblemente algo relacionado con las finanzas. Estaba cursando tercero y cuarto medio en la sede social de Villa Olímpica y las matemáticas se le daban bastante bien.

Después de 40 años de no lograr conseguir el tiempo ni los recursos para hacerlo, la señora Carolina Castillo retomó sus estudios exactamente desde donde los había dejado. Con sus hijos crecidos y educados, no faltaba más. A pesar de que no tenía certeza de qué hará o no después, el 2018 cursó séptimo y octavo básico en la sede social de Villa Olímpica de Quilpué. -Estoy logrando algo que yo siempre quise hacer y no había tenido la oportunidad– contó sin lograr evitar sonreír- estaba tan feliz en mi primera clase que le mandé una foto de la sala a mis hijos- Culminó radiante.

image1

Estos son algunas de las historias que acontecen todos los días en nuestro país, en nuestra región. Son millones los casos de personas que no han tenido la oportunidad de cursar tanto su enseñanza básica como media, la mayoría de las veces por falta de tiempo, pues las jornadas de trabajo no son cortas y las cuentas no se pagan solas.

La falta de educación en Chile tiene un rostro humano y circunstancias parecidas: pobreza, maltrato, abandono y abusos. La cifra de adultos sin cuarto medio hoy en día aún supera los cinco millones de personas.

Resumen: Gerónimo Ribas

Puedes leer el reportaje completo en el siguiente enlace:

 

 

https://medium.com/@geroribas/vuelta-a-clases-5b3cb359822b?source=friends_link&sk=a48a8a2cbd14242ac0375bf55a9eaa43

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales