Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


“Vivimos en una sociedad en donde de alguna manera jugamos a engañarnos todo el rato, en donde está todo increíble, todo la raja, todo pasando, pero muchas veces la precariedad nos invade por todos lados, pero hay que darle la bienvenida con los brazos abiertos a que venga lo que venga, los tiempos que tengan que venir y aprovechar para recluirse y que allí nazcan otras cosas”, así empieza Nano Stern un diálogo honesto con Ritoque FM.

"Muchos de los músicos viven en un eterno momento de emergencia, este concepto que para muchos es bien molesto de músico emergente o música emergente y que generalmente se queda allí en muchos casos. Tu has tenido la posibilidad desde muy joven en participar en proyectos que han tenido una notoriedad importante y el día de hoy tu proyecto personal en particular, es bien notorio a nivel nacional e internacional".

¿Cómo tú te emparentas desde tu visión como músico y como artista con este sonido emergente permanente en que también viven muchos músicos chilenos?

"Bueno, desde la realidad, desde la cotidianidad, del tener que vivir esa escena y convivir todo el rato con la precariedades propias de ser músico en Chile, de también estar situado por el propio trabajo y la industria en un sitial muy privilegiado. Yo creo que en realidad no hay que engrupirse, hay que tomárselo con mucha calma, hay que trabajar más que la mierda, yo he tenido la oportunidad de aprender de grandes maestros no solo de la música sino también de cómo llevar adelante tu proyecto y creo que esa es la única constante que se repite en todos, la humildad, la tranquilidad y la capacidad de trabajar, trabajar y trabajar motivado por el convencimiento de lo que uno está haciendo, de lo que uno está tocando, de lo que uno está diciendo, está aportando algo lindo al mundo y que vale la pena, que merece el sacrificio que implica, porque nunca va a dejar de ser sacrificado a ninguna escala. Quizás si un proyecto deja de ser emergente y pasa a las “grandes ligas” de las distintas escenas y de la industria, son otros los desafíos y sigue siendo súper difícil sustentar proyectos musicales profesionales en Chile, es una batalla cotidiana. Bob Dylan tiene una frase muy buena que dice “Keep On Keepin' On” que es como que hay que “seguir siguiendo”, esa es la única no más, que hay que darle para adelante todo el rato".

Hace unos días atrás vivimos la despedida de un gran músico chileno de los escenarios como es Jorge Gonzalez, en donde tu estuviste presente. ¿Hoy día es posible tener Rockstar chilenos así como lo es Jorge Gonzalez?

"Yo creo que esa realidad no existe hoy en día, porque no existe una industria que lo sustente, porque afortunadamente existen tantas otras maneras de llegar con tu música a la gente que no necesitas tener ese fenómeno como lo fueron en su momento Los Prisioneros y muchas otras bandas que no con la misma empatía con lo que estaba pasando en el país tuvieron un sitial de mucha sobreexposición, acceso a mucha plata también. Hoy día no es así. Sería un poco ridículo andar por la vida de Rockstar en Chile, yo creo que no ha lugar, por lo menos yo no conozco a nadie que esté cerca de vivir de esa manera, y yo creo que es bueno también que los músicos seamos personas comunes y corrientes y que tengamos nuestro oficio, nuestra sensibilidad y las ganas de hacer, de viajar, mostrando eso y en conexión con la gente pero no desde una superioridad moral, que es lo que construyen alrededor de los músicos los intereses grandes, sino de igual a igual, desde una situación más horizontal y quitada de bulla, eso le hace bien a la música, le hace bien a las personas y nos hace dejar de vender pomadas, que es muy desagradable. Aún quedan músicos que viven en la situación de hoy de nuestra música, pero que andan con la chaqueta de Rockstar y es como bien ridícula y patética esa parada".

Debe ser muy motivante cuando viene un artista internacional de la talla de Pedro Aznar por ejemplo, toma canciones tuyas y las pasan a su repertorio. ¿Cómo te sientes como compositor cuando te enfrentas a aquello?

 "Imagínate lo que se siente! es medio indescriptible, para mi la primera reacción es que estaba el mundo al revés, ¿Qué hacía alguien como Pedro (Aznar) tocando una canción mía?. Fue como un shock, un impacto, primero me contaron, después lo escuche, después lo vi en vivo, después cantamos juntos, fue un proceso de ir bajando a tierra, cuando nos juntamos el me dijo  “es que Nano yo escuche esas canciones y me puse a llorar en mi casa” entonces yo pensaba en el que increíble el poder que tiene la música de dar vueltas las realidades, de pensar el cuantas horas me he pasado en mi vida escuchando los discos de él, emocionandome, sintiendo en las fibras más profundas de mi ser cosas muy fuertes y después poder entregar de vuelta, de manera tan inesperada y tan desinteresada, darse cuenta que es perfectamente posible que él esté sentado en su casa en Buenos Aires escuchando mis discos, emocionandose hasta las lágrimas y después tocando mis canciones. Esto, obviamente me llena de motivación para seguir trabajando, para seguir creando y sobretodo para seguir haciendo muchos esfuerzos para no creerse el cuento y seguir creando desde un lugar honesto, porque también creo yo que la fama, el éxito, te lo digo porque he tenido un poquito de ambas, son peligros muy grandes que atentan directamente contra la sensibilidad, la capacidad de conectarte contigo mismo, de ser honesto en la música, de no andar por la vida vendiendo cuentos y vendiendo imagen, sino más bien ser lo que eres, eso para mi a sido la gran enseñanza de todo esto, saber que mis canciones son cantadas por gente que admiro y sobre todo las conversaciones que esto me ha permitido tener con ellos".

¿Cómo ha sido el encuentro con las audiencias de otros países y su relación con tu obra?

"Para mi es muy cotidiano viajar, viajo muchas veces al año por 15 o 20 países, es parte de mi rutina en alguna medida, enfrentarme a públicos que no conozco, que no me conocen, lo que tiene una gran ventaja porque no tienen ninguna expectativa, tu puedes subirte al escenario a sorprender completamente. El hecho de ser de otro país, de ver las cosas con otros ojos, desde otra realidad y otra perspectiva, es una herramienta muy grande y posibilidad también de aprender siempre, de reinventarte a ti mismo, de verte en otro contexto, vas expandiendo no solo el repertorio de canciones sino de posibilidades humanas. Cuando tu estas en el escenario las canciones son un excusa para un intercambio energético que se da allí y eso siempre cambia, siempre es nuevo. Por otro lado, es la posibilidad de aprender de esas culturas, de llevarte siempre algo en la mochila como la experiencia que uno se lleva adentro y nos va haciendo más grandes, más ricos en términos que conocemos más, que podemos ver las cosas desde otros puntos de vistas, de que podemos salir del encierro que implica Chile, el cual geográficamente está determinado por las cuatro barreras gigantescas que nos separan del resto del mundo, los hielos, el océano, Los Andes y el desierto más seco del mundo, eso ha determinado también una cultura que se mira el ombligo y que le cuesta tener un poco de perspectiva".

"Con los viajes me he traído sonoridades, maneras de hacer las cosas y maneras de trabajar, de afrontar, como te decía antes, uno puede conocer músicos de altura mundial pero que son las personas mas sencillas del mundo y la tienen súper clara, no andan engrupiendo sino que andan concentrados en lo que es su arte, su oficio y en procurar que siempre sea honesto, que no se convierta en una copia de sí mismo".

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales