Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


¿Cómo vamos?

 

Chile se desangra en una discusión absurda. La Nueva Mayoría y la derecha conservadora no escatiman esfuerzos por afirmar, sin temor al ridículo, que el país transita por un camino obscuro en que las banderas no tienen color y la épica es una palabra de una lengua muerta. Es como si, acaso, fuera un diálogo de sordos en un jardín florido, pero mal regado. Tenemos problemas, no hay duda. Somos como un hijo maltratado, algo así como una familia en que el padre DICTABA y el resto obedecía.

Pero bueno, crecimos. El hijo creció. Pero no basta con “matar al padre”.

La demanda es dispersa y si acaso en algún momento pusiéramos todos nuestros deseos, nuestras ideas y nuestros pensamientos en una juguera y, posteriormente, en un colador, lo más probable es que el desorden arrojaría un legajo disperso, tal vez irreconocible. Eso es lo que somos, o, tal vez, en lo que nos han transformado, un ethos sin un objetivo colectivo.

Nueva Mayoría, DC, PC, PR, PPD, RD, RN y la UDI. Ya, ¿Y? Todos, a mi juicio, resultan, matemáticamente, suma cero. Es como que nos sigan repitiendo como un mal disco que la historia seguirá corriendo el mismo orden; algo así como un determinismo histórico del cual no podemos escapar. El conservadurismo vivo. Todos, Al fin y al cabo, se mantienen anclados en el blanco y negro.

Pero hay una oferta de ideas diferente, que no es un conglomerado (suma de fracasos) vacío, sino que algo diferente. Reconozco que todavía no nos sentamos a discutir de manera calma qué es lo que nos une, lo que, en mi opinión, viene bien, puesto que no hay razones electorales de por medio todavía. El fin es entregar una posibilidad para que el país crezca en la libertad, en la igualdad y, por sobretodo, en la fraternidad.

Esa fuerza, que es la que adscribo, es el liberalismo igualitario. Algo, en principio, muy difícil de definir, pero que en definitiva no es tan complejo. Bobbio decía, en su “neoiluminismo”, que es importante “defender algunos principios fundamentales de la tradición liberal [...] inaugurada por el liberalismo y criticada por los antiguos marxistas como una libertad formal, burguesa y, como tal, una libertas minor con respecto a la libertas maior que debía garantizar la futura e hipotética sociedad comunista”. (Bobbio, Ni con Marx ni contra Marx, p. 15). Esa visión marxista, refrendada por Marx en La Crisis del Capitalismo declara que “el proceso de acumulación del capital puede llevar a una superproducción [...] que es la base inmanente de los fenómenos propios de las crisis”. (Marx, p. 49). Efectivamente connotados analistas han identificado una relación bidireccional entre la desigualdad del ingreso y e papel del dinero en la determinación del resultado de las elecciones democráticas, caracterizado por la danza de la ideología y las riquezas desiguales.

Lo anterior es un hecho indesmentible.

¿Qué ofrecemos para el nuevo orden, el mismo que @patofernandez coloca como eje de evaluación para los próximos 30 años? Muy simple: reconocer como principio fundamental la libertad del individuo en cuanto tal y no como producto de una superestructura; acoger lo que se ha ha hecho en estos últimos años y colocarle un rostro humano al crecimiento económico: allí donde el Estado funciona y tiene una misión que cumplir, que lo haga. Hay mínimos sociales que es imposible que el mercado actúe de manera justa, puesto que el mercado como mecanismo es, en sí mismo, injusto. La competencia no es justa si existen actores que pueden pisotear al más débil. Si acaso fuéramos una caricatura liguista, somos como una especie de “neosocialdemocrátas”.

Nuestros contrincantes ideológicos, también en formación, es el Frente Amplio, grupo que reúne a una serie de intelectuales y de gente entusiasta (a ratos demasiado) que también tienen ideas de cambio. Ellos defienden algunos principios en los cuales jamás estaremos de acuerdo, pero sí ofrecen una opción de debate y de consenso en temas de sociedad.

La historia es un flujo de ciclos. Hoy, sin duda, el del neoliberalismo comienza a quedar atrás. Es inviable reflotar viejas recetas que no serán más que el recocido maloliente de dictaduras (de lado y lado) que no son sino el símbolo del enamoramiento de las propias ideas.

La salud, la educación y la seguridad social son temas que implican solidaridad y, por lo tanto, renuncia, acuerdo, conversar, persuasión y empatía. Las Dictaduras no son sólo a punta de armas, sino también son el reflejo de ningunear el argumento contrario. Nosotros creemos en el debate y en la democracia liberal como ejercicio pleno de nuestros derechos civiles.

La disputa (no la lucha) comienza con aires en el principio debe ser uno sólo: saber que partimos de una historia común en que, tal como dice Fito Páez, habrá que considerarse vivo y enterrados. Vicos en el futuro y enterrados para rendir honores a quienes hicieron posible que hoy podamos discutir en libertad.


Las alamedas se abrirán para que pase el hombre libre, pues la vida continúa.

Por: Javier Tobar

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales