Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


 

NÚMEROS

(Piñera no ha ganado todavía)

Por: Javier Tobar

Tal cual en la serie “Numbers”, que intenta aplicar las matemáticas para resolver crímenes y en que los informes proporcionados por las matemáticas de Charlie son fundamentales para resolver el crimen, haremos un intento en forma de juego para hacer una proyección, insisto, meramente lúdica, de qué podría pasar en la primera vuelta presidencial del 2017. Sólo utilizaré los datos gruesos de la última primera vuelta presidencial. La fuente, lamentablemente, no es el SERVEL en todos los casos, pues no tiene los datos consolidados disponibles en algunas materias (Concejales a nivel nacional), por lo que recurrí a algunos medios de prensa más o menos serios y a la última encuesta Adimark.

Vamos viendo.

Michel Bachelet con el apoyo de la Nueva Mayoría, en ese entonces compuesta por  la Democracia Cristiana, el Partido Socialista, el Partido por la Democracia, el Partido Radical Social Demócrata y el Partido Comunista de Chile, obtuvo un 46,7%.

Evelyn Matthei, apoyada por la Alianza por Chile, hoy Chilevamos, integrada por la Unión Demócrata Independiente, Renovación Nacional y el Partido Regionalista alcanzó un 25,03%.

Marco Enríquez-Ominami, con el Partido Progresista, un 10,9%.

Franco Parisi, independiente, 10,1%.

El resto de los candidatos, Calude, SfeiR, Roxana Miranza, Israel y Jocelyn-Holt sumaron, en conjunto, un total de 7,06%.

Esos son los datos de la primera vuelta presidencial.

Las últimas municipales arrojaron los siguientes números: un 38,46% de alcaldes para la derecha; un 37,05 para la Nueva Mayoría, y un 17,37% para los candidatos fuera de pacto (Jorge Sharp en Valparaíso y René de la Vega en Conchalí, por ejemplo). Lo anterior se traduce en que un 44% de las comunas serán “gobernadas” por la derecha; un 39% por la Nueva Mayoría y un 14,6% por quienes se presentaron fuera de los pactos y subpactos tradicionales.  

Ahora, de acuerdo con la última encuesta ADIMARK quien encabeza las preferencias presidenciales es Sebastián Piñera con un 24%; seguido de Alejandro Guillier con un 19%; Beatriz Sánchez con un 11%; Franco Parisi 3%; Ricardo Lagos 3%; Manuel José Ossandón 2%; Carolina Goic 2%, y Felipe Kast con un 1%.

Todo lo anterior son sólo números, obviamente, y como anticipé, extraidos de distintas fuentes y con diversos métodos, por lo que su comparación en ningún caso es científica, sino que todo lo contrario, es lúdica y antojadiza. Es como el que quiere encontrar un sentido a los juegos cuando se conoce al que va a ganar (en este caso, “supuestamente ganar”).

No hay duda de que el piso presidencial del candidato N° 1 de la grilla de partida es el 25,3 de Evelin Matthei. Si lo comparamos con el número de alcaldes elegidos y el número de comunas gobernadas por la derecha, los números son favorables a Piñera, pues en ambos casos superan ese 25% inicial. Además, en las encuestas está primero con 24% de las preferencias estimadas.

¿Pero qué pasa con el resto? La Nueva Mayoría, luego de la torpeza del Partido Socialista y la bravuconada de la Democracia Cristiana, no existe. Hoy miro no sin sorpresa los mensajes que se envían para ir en una lista única parlamentaria y así asegurar algunos cupos. Es increíble tender candidato propio y ser parte del Gobierno y pretender, además, integrar un solo bloque con la izquierda de la ex Concertación. Es, derechamente, impresentable e inentendible. Por otro lado, surge Beatriz Sánchez e irrumpe el escenario con una fuerte alza en la intención de voto y se ubica a sólo 8 puntos porcentuales de Alejandro Guillier, el que podríamos denominar como el “candidato oficialista”.

En caso de que el PS, el PPD y el Partido Comunista hagan bien la pega, pueden llegar a los 20 puntos en la primera vuelta. La DC, considerando los datos de las comunas “gobernadas” por alcaldes DC puede llegar a un10%. Y Beatriz Sánchez también puede lograr, considerando que representa un descontento más que una propuesta, puede hacerse de parte del voto de ME-O y de Parisi, llegando a un 15%. Sumados todos estos porcentajes, nos da un 45% para quien pase a segunda vuelta. Además, hay que sumar al 75% de votantes “Laguistas” que no votará por la ex Nueva Mayoría y al siempre importante 29% que “no sabe o no contesta”.

De todo lo expuesto, creo, no todo está ganado para Piñera, puesto que en caso de no superar el 30% en primera vuelta la pista se le pondrá pesada mientras más se acerque a la derecha. Es verdad que el país requiere de un nuevo rumbo, de incentivos económicos y de un relato renovador, el que no necesariamente es Piñera, pero tampoco lo es Guillier ni los mesiánicos del Frente Amplio. Y la DC comenzará en esta elección la despedida.

Ya sabemos, lamentablemente Chile no cuenta con un líder como Macron aunque las ideas sí están. Es cosa de encontrar quien levante esas banderas. Seguro no será en esta oportunidad, pero sí debemos empezar a prepararnos para 4 años más con trabajo serio, ordenado y sistemático. En que calificarse de “liberal” vaya más allá de hablar con soltura de la cintura hacia abajo. Debemos exigir a quienes se califican del tal (dentro de los que me cuento) propuestas serias en materias de pensiones, derechos sociales, proyectos de conectividad e igualdad. Ese candidato está esperando que las ideas maduren y él o ella también.

Peor por ahora, Piñera no la tiene tan fácil como todos creen.       

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales