Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


Cómo en los tiempos del salvaje Cronenberg ochentero, uno puede creer que un buen protector estomacal sería la solución antes de entrar a ver RAW -o VORAZ, como será conocida por aquí-, pero el buen hacer que comparte Julia Ducornau con su antepasado canadiense no es el estomacal, si no el de atacar cual cirujano los puntos de presión necesarios: sin dar asco, pero utilizando tu (su) cuerpo para revolver la concepción de sociedad, orden y civilización hasta niveles... bueno, francamente crudos. 

Irónicamente cocinada a fuego lento, su directora encarga el peso de su semi-surrealista trama a un estilo visual sobrio, de auteur, que convierte la metáfora en una herramienta del lenguaje sin que rompa la loca, loquísima verosimilitud allá por donde pasa. En este mundo, la facultad de veterinaria de un lugar sin nombre se convierte en un lugar de rituales para su protagonista, de familia vegetariana más allá de lo estricto, cuya vida cambiará para siempre al comer un poco, solo un poquito, de carne cruda. Decir más es arruinar la experiencia. 

Pero Ducornau no está sola, cuenta con dos verdaderos portentos de actrices que se dejan la piel -literal, diría el gracioso- para impregnar de ironía perversa cualquier interpretación doble, o triple, que tengan sus escenas. Dos hermanas singulares en un mundo paranoico, caótico, donde las concesiones sociales se van a volar por la ventana en una serie de rituales que, aunque no pasen siempre por comer carne cruda, no dejan de ser una animalada. El planteamiento sobre las novatadas es moralista, contundente y, bien visto, más desagradable que los momentos más objetivamente desagradables del film. Quizás la postura más amable de la película y la única crítica sin veneno que se permite lanzar. 

Raw es una película incómoda, a veces de ver, a veces de asimilar. Es malvada como una mala víbora y, aunque no lo parezca, jamás se toma en serio a sí misma. Zarandea las ideas de la represión social a la que crítica y las unifica en un conjunto de metáforas -el caballo anestesiado, las enfermedades de la piel, el canibalismo- que finalizan con uno de los mejores clímax anticlimáticos que ha dado el género en años. 

Como un bocado en donde más duele, RAW -o GRAVE, o VORAZ, o CRUDO- es una genial reinterpretación del descubrimiento adulto, de la represión y de la perversión humana, una cínica mirada al mundo capaz de removerte en la butaca...pero con media sonrisa en la boca. "Es un chiste", diría uno al acabar sus casi 100 minutos de malrollismo. "El del bebé muerto cruzando la carretera, sí, pero un chiste". Claro que sí. Ahora solo queda reírse. 

Película Completa:

http://miradetodo.io/crudo-aka-raw-aka-grave-2016-720p-hd/

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales